Ruth Gavilán, executive coach de la EEC, parte de la película Invictus para reflexionar acerca de la inspiración, la visión y el liderazgo en el cambio. Un cinta en la que su director, Clint Eastwood, muestra cómo el recién elegido Presidente Mandela, tras el apartheid y ante un país dividido racial y económicamente, utiliza el deporte como conductor y catalizador de su visión para acabar con décadas de desconfianza y odio entre negros y blancos.

Cuatro escenas permiten evidenciar la capacidad de liderazgo y visión de Mandela y destacar las distinciones de coaching que emplea.

1. Primer día en la Oficina Presidencial de Mandela. Discurso ante todos los trabajadores.

Distinciones de coaching : peticiones/ofertas, vulnerabilidad, responsabilidad, aceptación, poder/autoridad, visión, compromiso.

En este discurso se atisba la primera llama de la visión compartida que Mandela quiere para Sudáfrica. El líder electo utiliza la conversación para articular una petición a sus colaboradores, dándoles responsabilidad y buscando su compromiso para hacer su trabajo lo mejor posible. Se muestra vulnerable ante sus colaboradores, declara que les necesita. A cambio, les ofrece una visión y la posibilidad de alinearse con ella, si ellos quieren. Mandela habla desde la autoridad y no desde el poder, lo que consigue un cambio de corporalidad en ellos, un cambio de observador, un mayor compromiso hacia esa visión compartida.  

2. Los escoltas negros de Mandela piden nuevos hombres para proteger al Presidente, los recién llegados son escoltas blancos.

Distinciones : tolerancia/aceptación, perdón, confianza.

“La nación arco iris empieza aquí, la reconciliación empieza aquí”. Mandela habla desde el perdón y desde la aceptación, no se engancha al resentimiento de la situación del pasado, sino que mira hacia delante, hacia el compromiso de cambiar el futuro. El equipo de escoltas negros acata la orden de Mandela, toleran su decisión pero no la aceptan en un primer momento. ¿Cuál es el rol del líder en estos casos? La responsabilidad del líder pasa por hacer que “reconecten” con el símbolo que los une, con la fuerza y el propósito común, la nación. Es esta escena Mandela es capaz de transformar el problema que ve su escolta negro en un reto, el primer paso del camino hacia la visión compartida de una nación.

3. Mandela hace una consulta al pueblo negro para restituir a los Springboks (nombre, emblema y colores) como equipo oficial de Rugby de toda Sudáfrica.

Distinciones : enemigo/compañero, error como oportunidad de aprendizaje.

“Tenemos que sorprenderles con compasión, templanza y generosidad”.  “Este no es el momento de aplaudir venganzas absurdas”. El líder se arriesga en su petición, supera su miedo y habla desde la responsabilidad 100%, preguntándose, ¿qué está en mi mano para conseguir mi visión?

4. Mandela se entrevista con el capitán de los Springboks, Francois Pienaar.

Distinciones: escucha, corporalidad, confianza, visión.

El líder inspira al capitán conectando con él desde la emoción. La visión de Mandela contagia y abre posibilidades como un arco iris, mostrándonos que no hay un único camino para llegar a la meta. Conecta con el futuro del capitán enganchándole así en la visión compartida. A los participantes les resonaron varios elementos de la conversación a una sesión de coaching completa desde la generación de contexto, la escucha, el estar al 100% para el capitán, el uso de su corporalidad para abrir posibilidades, etc.

 

 

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.