Por Joan Díaz, Director de EEC Cataluña y Desarrollo de negocio Corporativo de la EEC

Qué entendemos por zona de confort

La zona de confort es un espacio que nos resulta conocido y familiar, pues es donde nos encontramos la mayor parte del tiempo, y en el que estamos en transparencia con nosotros mismos. Estando dentro de la zona de confort nos movemos con cierta comodidad, es nuestro status quo, y nos sentimos relativamente seguros.

Aunque se llame “de confort”, allí dentro no siempre estamos a gusto, en ocasiones podemos estar sufriendo. Esto se debe a que es la zona donde están nuestros hábitos y rutinas (las buenas y las mejorables). Es, en definitiva, donde sabemos lo que se nos da bien y no tan bien. Zona de confort se utiliza, especialmente, para evidenciar una forma de hacer las cosas.

A la hora de salir de ese confort, nos frena el miedo y la incertidumbre. Aparecen nuestras creencias limitantes, los “y si no funciona”, “y si no lo conseguimos”, “y si fracasamos”… El miedo va a aparecer siempre que salimos de esta zona, es una reacción humana. Por ello, lo que consideramos importante es legitimar y escuchar el miedo para que nos acompañe y nos ayude a no tirarnos por el “precipicio”. Gestionar el miedo para no dejar que nos bloquee, que nos paralice.

 

zona-de-confort

 

Comienza el aprendizaje

El momento de salir de la caja de confort es el punto de inflexión para el aprendizaje, para el desarrollo, para la transformación, a veces salimos cuando necesitamos resultados diferentes. A veces, para sobrevivir en un mundo en constante cambio, en transformación, tenemos que ser capaces de generar y de potenciar una cultura, unos valores, unas competencias, unos comportamientos que catalicen la mejora continua y la excelencia en la gestión empresarial. Es evidente que en momentos de crisis, aún más.

Por supuesto, existe la posibilidad de salir de la caja de confort, incluso, cuando las cosas van bien. Ésa es una de las características de los líderes. Es también nuestro trabajo como coaches, lograr que las personas desarrollen habilidades fuera de su caja de confort.

La visión clave para avanzar

Salir de esta zona no basta para cambiar una empresa o un negocio. Hay que acompañar esta acción con ciertas estrategias. La primera es declarar la Visión, una visión para conseguir resultados extra-ordinarios, una visión compartida con toda la organización, cuando es a nivel de empresa, donde se generen los espacios suficientes para que todos se alineen y comprometan con ella. Lo segundo, es establecer un plan de acción donde podamos orientar y focalizar todos los esfuerzos y recursos, y que sirva de hoja de ruta para el camino.

Lo que mueve los grandes avances sociales, a las empresas, a las personas, es declarar una visión que tire con fuerza, que nos dé sentido, que nos conecte, que nos haga accionar en busca de esa visión, y eso requiere salir de la zona de confort. Cuando no declaramos el futuro que queremos, dejamos en manos de los otros y/o de las circunstancias, que determinen cuál será nuestro destino.

Sal de esta zona y deja que se genere el aprendizaje organizacional y personal, el desarrollo, la innovación, una cultura basada en la excelencia con mayúscula, y sobre todo ¡¡Resultados Extra-ordinarios!!

Joan es Director de Escuela Europea de Coaching en Cataluña y Desarrollo de Negocio Corporativo. Executive coach PCC por ICF y Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona