Estás hablando con un compañero de trabajo y estáis a punto de enzarzaros en una discusión. Uno de los dos ha malinterpretado las palabras del otro y la cosa empieza a subir de tono. ¿Pero quién se cree que es para decirme esto?, podría estar pensando uno de los dos.

Muuuuucho antes de que todo salte por los aires hay varias cosas que puedes hacer… y no hablamos de contar hasta 10 (aunque también puedes probar).

perlas blog EEC

¿Cómo se hace para cambiar el tono de una conversación así? Todo depende de tu generosidad, de que aceptes que algo ha pasado y que el otro (o tú mismo) se ha sentido atacado. Para que el agua pueda volver a su cauce tienes a tu disposición unas perlas, sí, tal cual, unas frases estratégicas que puedes decir para cambiar la emoción a una positiva.

La idea, según el creador de estas perlas, el médico Anthony Suchman experto en relaciones humanas, es “atender a la necesidad psicológica de conexión que tiene la otra persona”. Es decir, ahora sí, poner el foco en el jugador. Y hablar desde el compañerismo, la empatía, el apoyo, el respeto y el reconocimiento.

El experto lo pone muy fácil. Ha diseñado las frases de dicho sistema que lo que propone es que nos centremos en la relación. El acrónimo inglés PEARLS:

  • Compañerismo (Partnership): [P]

    • “De verdad quiero trabajar esto contigo”
    • “Estoy convencido de que juntos podemos resolver esto”
  • Empatía: [E]

    • “Puedo sentir tu entusiasmo cuando hablas”
    • “Se ve que estás preocupado”
  • Reconocimiento (Acknowledgement): [A]

    • “Está claro que le has dedicado muchas horas a esto”
    • “Has invertido mucho en esto y se nota”
  • Respeto: [R]

    • “Siempre me ha gustado tu creatividad”
    • “Es evidente que sabes mucho de esto”
  • Legitimar: [L]

    • “Esto sería muy difícil para cualquiera”
    • “¿Quién no iba a estar preocupado sobre algo así?
  • Apoyo (Support): [S]

    • “Me gustaría echarte una mano”
    • “Quiero que lo consigas”

 “Da igual cuánto se ascienda en la escalera organizacional, seguimos estando obligados a usar un cerebro que se mueve por las emociones. Cuando el miedo entra en la ecuación es imposible lograr que la gente haga su mejor trabajo, por lo que restaurar la confianza en la relación puede ser una herramienta muy poderosa”, cita el artículo de HBR que expone el sistema PEARLS. 

Acompaña estas perlas con un ejercicio de estar presente y de alejarte de los juicios que tu mente puede estar fabricando para lograr que ganes la discusión. Y como todo en coaching, esta práctica no es solo válida en la empresa sino que también lo es con la pareja, con los hijos, con los amigos… ¿Dónde necesitas usarlo tú?

 

 

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.