Por Patxi Rocha del Cura, sinergólogo y coach en la EEC

No somos únicamente lo que mostramos sino que nuestro cuerpo comunica mucho más de lo que pensamos. Descifrar lo que los gestos esconden es clave para muchos profesionales, entre ellos, los coaches. De ahí, mi (nuestro) interés por el Lenguaje No Verbal No Consciente que es el motivo de estudio, análisis e interpretación de la Sinergología.

La Sinergología es la disciplina dentro del campo de la comunicación que analiza, interpreta y codifica el Lenguaje No Verbal No Consciente. Creada por Philippe Turchet en los años 80, en sentido etimológico el término quiere decir: Sun (estar juntos) + Ergo (activamente) + Logos (en comunicación). Esto nos ilustra sobre su propósito y rango de intervención: una disciplina validada con métodos científicos orientada a mejorar la calidad de la comunicación y las relaciones sean más transparentes.

face_faces_dialogue

Ya Merhabian demostró, en su famosa proposición, el peso del lenguaje no verbal en la comunicación: el 7 % del impacto de un mensaje se debe  al lenguaje verbal, a las palabras, el 38% al paralenguaje (entonación, volumen, dicción) y el 55% a la comunicación no verbal. Y aunque esta proposición tenga sus excepciones, es un hito más dentro de la tradición de investigaciones en este campo (junto a otros autores como Desmond Morris, Edward Hall, Ray Birdhwhistell, Gregory Bateson o Paul Ekman), que pone en el centro del acto comunicativo el hecho de que la parte más importante de nuestra comunicación es no consciente.

La Sinergología aporta una doble sistematicidad a esta observación y análisis de lo no verbal.

En primer lugar, todos los gestos, actitudes corporales, reacciones o micro-picores (por apuntar algunos de sus rangos de observación) están validados estadísticamente y tabulados en un sistema de etiquetado universal con cerca de 2.800 entradas. Al que las tablas periódicas de la química, esto permite sistematizar la comunicación entre sinergólogos y dotar de objetividad a la observación.

En segundo lugar, la Sinergología establece un protocolo de observación desde tres miradas.

1. La Statua: observación general sobre la corporalidad de la persona que da información sobre su biografía corporal. 2. La Actitud Interior: observación de ítems que dan cuenta del estado emocional y de los ánimos expresados. 3. Los Micro-movimientos: mirada de detalle donde se observan las emociones no expresadas, la parte más pulsional de la comunicación.

Y, aunque un sinergólogo es capaz de observar hasta 20 ítems a la vez, solo podemos determinar en qué actitud está una persona observada, cuando al menos ocho ítems apuntan en un mismo horizonte en sentido sinergológico.

Con este enfoque, podemos determinar actitudes de apertura o de cierre, ya que determinan aperturas o cierres psicológicos de nuestros interlocutores, o bien incongruencias entre lo dicho a través de las palabras y de los gestos. Todo ello nos permite comprender si el otro se abre a nuestro discurso/propuesta o nos rechaza, aunque no lo diga.

¿A quién puede interesar tener conocimientos de Comunicación No Verbal?

  • En el plano profesional, a vendedores o comerciales que quieran conocer el desarrollo de sus gestiones y valorar el interés, las dudas u objeciones de sus potenciales clientes.
  • A negociadores que necesiten tener, además de las tácticas clásicas del método Harvard, un rango de observación sobre el estado anímico y motivacional de la otra parte en la negociación.
  • A seleccionadores de personal que deseen observar con sistematicidad las incongruencias u ocultamientos de información de los candidatos que maneje en sus procesos.
  • Y por supuesto, a coaches que necesiten empatizar y resonar con sus clientes en sus procesos de desarrollo o acompañamiento.

En el plano personal, manejar el Lenguaje Corporal No Consciente también es útil para cualquier persona, como tú o como yo, que desea tener relaciones más transparentes y conversaciones más eficaces. Casi nada…

 

 

 

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.