Por Silvia Guarnieri, es socia fundadora de la EEC y coach MCC por ICF.

Mi experiencia como coach en multitud de empresas, me lleva a contestar a esta pregunta afirmado que el amor sí existe en las organizaciones, que es una realidad, pues el amor está presente en todas las relaciones… en las laborales, también. Si bien, en cierta medida, es un tema que se aborda poco, que se nos hace incómodo, extraño e, incluso, difícil.

Con motivo de las fechas navideñas me ha llegado una bonita propuesta que me ha llevado a reflexionar sobre este asunto, sobre el amor en las organizaciones. En términos generales, diría que es amor aceptar al otro y tener en cuenta su desarrollo y sus necesidades; también es amor lograr un compromiso duradero que sea bueno y retador para todos. Y esto, en mi opinión, también aplica al mundo empresarial.

office bn

Encuentro que hay amor en muchas circunstancias sencillas y cotidianas del día a día de las empresas. Hay amor cada vez que un superior invierte en el desarrollo de las personas a su cargo, cada vez que da confianza para que otro despliegue su talento, también hay amor cuando los trabajadores apuestan por su equipo y por su organización, cuando se identifican profundamente con los colores de su empresa.

En los casos en los que el amor (la libertad, la confianza, el compromiso, la creatividad, la comunicación) no aflora y no fluye en una organización, si se deteriora la colaboración en un equipo o entre departamentos, es el momento de permitir la entrada del coaching ejecutivo, pues como coaches podemos generar determinadas acciones para desatascar eso que no deja crecer a la compañía. Lo que me lleva a pensar también en la propia relación de amor que existe entre el coach y su cliente… ¿Será que hay mucho más amor de lo que nos permitimos ver?

Puedes leer el texto y más reflexiones sobre este asunto en la siguiente entrevista: El amor en el coaching.

 

 

Socia fundadora y Directora Académica de Escuela Europea de Coaching, coach MCC por ICF