En nuestro interactuar con el mercado, hace un tiempo que venimos observando que estamos asistiendo a un cambio de paradigma organizacional motivado por la sensación de agotamiento de un modelo de management de la empresa basado en el taylorismo del siglo XIX, donde la persona es una pieza más, un recurso del sistema productivo, con un rendimiento previsto por hora y un salario acorde al mismo. Hoy vemos que vamos hacia el intraemprendimiento.

Por Juan Luis Ayuso, director de Desarrollo Corporativo en EEC y de EEC Alumni.

El liderazgo era transaccional “do ut des”, no me importa la persona, me importa su trabajo, la base de la pirámide de Manslow. Ya habrá gente “capaz” que piense por ti, los que veas que tienen la camisa de color blanco “white collars”, que para eso han estudiado en escuelas de negocio de prestigio y poseen los secretos de las cumbres del éxito: el individualismo, lectura de las organizaciones en clave de poder y el resultadismo a corto, todo ello teñido de “postureo” ejecutivo y estrés añadido por horas sin fin.

Dime qué posición ocupas en el organigrama, cuánta gente te reporta, cuántos metros cuadrados tiene tu despacho, cuántos caballos tiene tu coche de empresa, cuánto variable cobras… y te diré quién eres. ¡Ese es el error! Confundir lo que tengo con lo que soy, con lo que valgo, con lo que aporto.

Hoy en día, los modelos organizativos se ríen de los organigramas, la vida de la organización va por otras sendas, no siempre por las mismas. Las organizaciones son ahora sistemas vivos que no solo se adaptan al entorno, sino que lo crean, le aportan valor a través del aprendizaje y la innovación. La Quinta Disciplina ya hablaba en 1990 del concepto de organización inteligente, abierta al aprendizaje, capaces de sobreponerse a las dificultades, reconocer amenazas y descubrir oportunidades.

eec_coaching holacrazy

Hoy más que nunca, si eres rápido aprendiendo (sobre todo de tus errores) puedes tener éxito. Las formaciones no son genéricas, las nuevas metodologías son colaborativas, ágiles y tienen en cuenta el resultado de las relaciones de los participantes en el proyecto, que son conscientes del para qué de su trabajo que es en red; Holacrazy es un ejemplo.

Emprendimiento e intraemprendimiento

El emprendimiento es una filosofía de vida que afecta no solo a las personas que, por crisis sobrevenidas, tienen que ponerse a pensar en qué se ganan la vida, sino que, cada vez más, en las grandes empresas se busca la idea del intraemprendimiento, la caída de las barreras, las ideas de todas las personas, el compromiso de la gente, las formas de trabajar efímeras, por proyecto, que nutren a toda la organización y que mejor se adaptan al cliente.

Ya no hablamos de posiciones en el organigrama, hablamos de roles para llevar a cabo un mejor servicio a mi cliente; no hablamos de jefes, sino de facilitadores que hacen que las cosas ocurran, que son conscientes del impacto de sus acciones y decisiones en el entorno, que se relacionan con otros equipos dentro y fuera de la organización y que no solo hacen que la gente que trabaje en el proyecto concreto se sienta motivada, sino que promueve su crecimiento profesional y personal, el liderazgo es ya transformacional, el aprendizaje va en todos los sentidos, se preocupan por la conciliación, son socialmente responsables, practican lo que dicen, dan ejemplo a la sociedad… y además, consiguen resultados. Las empresas enamoran a su gente, tienen alma.

De la exigencia a la excelencia. Es fácil de decir y un gran reto conseguirlo. Si lo haces, no sólo te transformarás tú, transformarás todo lo que esté en contacto contigo y tu organización. ¿Cuál va a ser tu próximo paso? ¿Qué harás para acercarte al intraemprendimiento?

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.