Del libro No es lo mismo, del que Silvia Guarnieri es coautora.

Cuando no sabemos distinguir entre sueño y visión es probable que tengamos más dificultades para entender hasta qué punto somos capaces de intervenir en nuestras propias vidas.

Miramos a nuestro alrededor y, cuando vemos a otros que alcanzan lo que querríamos para nosotros, lo envidiamos y pensamos que lo han logrado gracias a la suerte, sin valorar el trabajo y el esfuerzo personal que seguramente esa persona tuvo que poner en juego.

career_horses_racecourse

 

 

 

 

 

 

Cuando trabajamos en un proceso de coaching la distinción entre sueño y visión, ayudamos a nuestros clientes a tomar conciencia de lo que quieren lograr, los obstáculos más importantes para alcanzarlo y la capacidad que tienen para diseñar su propia vida y pasar a la acción:

  • ¿Qué quiero par el futuro?
  • ¿Cuáles son mis preferencias, mis prioridades?
  • ¿Qué valores son importantes para mí?
  • ¿Qué esfuerzos estoy dispuesto a hacer y qué estoy dispuesto a sacrificar para lograrlo?

Todas estas preguntas nos parecen absolutamente esenciales a pesar de que raramente nos las hacemos. Sin embargo, al formuárnoslas podemos verificar hasta qué punto estamos orientando nuestra vida hacia aquiello que es importante y valioso para nosotros.

Toma papel y lápiz, sé honesto contigo mismo y responde a estas preguntas. Te permitirá descubrir: ¿Hasta qué punto estás comprometido con aquello que deseas?

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.