Si a lo largo del invierno no decimos lo que sentimos y nos dejamos llenar de expectativas no cumplidas y de resentimiento es difícil que, al llegar el verano, el diálogo interno que nos ha ido cargando de razón nos permita ser asertivos y eficaces al poner estos temas encima de la mesa. Esto se llama en coaching gestión de conversaciones pendientes. ¿Qué haces tú con ellas, ¿huyes, explotas o compartes?

Un tema actual, ahora en julio, puesto que el 30% de los divorcios ocurren en España justo después del verano, según los expertos, los del INE. También los expertos explican que lo que las parejas no se dicen durante el año, sale de forma explosiva durante las vacaciones, cuando sí tienen tiempo de sentarse a hablar.

“Enojarse es fácil, pero enojarse en la magnitud adecuada, con la persona adecuada, en el momento adecuado eso es cosa de sabios”. Aristóteles

conversacion pendiente blog EEC

Lo que no estamos viendo durante el año “son las consecuencias que tiene para nosotros el tragar lo que no decimos, no vemos que el sentirse fuerte, el decirnos yo me lo trago puede ser demoledor puesto que genera una rabia contenida que puede ir pudriéndonos por dentro”, explica Eva López Acevedo, coach y fundadora de la EEC. Tampoco somos conscientes de que no mantener esas conversaciones pendientes impacta negativamente en nuestro entorno, que nuestro diálogo interno afecta también a los amigos, la familia, los vecinos y los desconocidos.

Sobre este tema de conversaciones pendientes, dice Silvia Guarnieri, también coach y fundadora de la EEC, “las cosas no son de una determinada manera. Las cosas son en función de lo que hablemos con el otro y le preguntamos lo que necesita de mí. Se trata de aumentar la consciencia de lo que necesita cada quien y hablar de lo que el otro necesita“.

¿Qué nos frena a tener esas conversaciones pendientes?

“Puede ser que no sepamos hacerlo sin herir al otro o que tengamos miedo de que las consecuencias vayan a ser peores que nuestro propio resentimiento”, continúa Eva López-Acevedo.

Si durante todo el año has ido postergando algunos temas y te animas ahora a sacarlos a la luz, para no herir ni herirte, hazlo empleando habilidades de comunicación, para resolver conflictos y para alcanzar acuerdos. Diseña esa conversación sabiendo que algo vas a tener que ceder. “Las negociaciones que tienen buen resultado son las de win-win por lo que conviene reflexionar y tener claro qué es renunciable y qué es absolutamente irrenunciable para cada uno en función de sus valores”, sigue las expertas de la EEC.

Entre las recomendaciones de la EEC están:

  1. Expresa cómo te sientes. Empieza con un lo qué a mí me pasa es…  con la mano en el pecho, es tú opinión, es tú sensación
  2. Ponte en la piel de tu interlocutor. Atiende a sus necesidades 
  3. Ni relegues tu necesidad ni la impongas. Suma: tú necesidad + mí necesidad
  4. Alcanza acuerdos, el resultado de la conversación debería sea bueno para ambos
  5. Pide de forma clara, específica y directa
  6. Ofrece propuestas muy concretas  
  7. Mira al futuro, no te atasques buscando una explicación pasada
  8. Y pregunta ¿qué hacemos ahora que sea bueno para los dos?

De forma preventiva, en la Escuela Europea de Coaching recomiendan evitar los atragantamientos y adelantarse a las conversaciones pendientes siendo, durante todo el año, valientes para “declararnos vulnerables, para compartir lo que sentimos, ser atrevidos para dar y pedir feedback, para escuchar a la otra parte y para hacer partícipes a nuestra pareja o hijos de lo que están generando en nosotros”.

¿Para qué? Para no explotar de vez en cuando, para ganar en armonía, para tener mejores relaciones y conversaciones más eficaces.

 ¿Qué no le estás diciendo a tu pareja, a tu compañero de trabajo, a tu jefe? ¿Qué te ha faltado decir hoy? ¿En qué momento te has sentido mal o bien y no lo has compartido? ¿Y si le dijeras a la persona que tienes al lado lo que tú sientes cuando hace determinada cosa? ¿Qué pasaría?

Sobre esta idea compartimos el vídeo de Silvia Guarnieri, donde nos habla sobre la importancia de la distinción “Completarse”

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.