Conocer el concepto de autoeficacia me resulta motivador por esa parte de “auto”, es decir, por que es algo que está en mí, que depende de mí y que me permite actuar, a nivel personal, desde un nuevo lugar y con más posibilidades. Como coach, me resulta interesante saber que puedo acompañar al cliente de coaching en la construcción de una autoeficacia positiva que le empujará a la consecución de su objetivo.

Por Clara Rodríguez Irastorza, alumna del Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo en EEC

Verme capaz o incapaz es una creencia

La autoeficacia es una parte de la Psicología Positiva relacionada con los juicios que emitimos y su influencia en los retos que queremos alcanzar. La autoeficacia está formada por las creencias que tenemos respecto a aquello que creemos que podemos o no podemos conseguir.

Si mis creencias son posibilitadoras actuaré desde una autoeficacia positiva que me ayudará a alcanzar mi reto: “creo que puedo” o “tengo muchas más posibilidades de poder”.

Si mis creencias son limitantes me encontraré actuando desde una autoeficacia negativa que me dificultará la consecución de mi objetivo: “creo que no puedo” o “tengo pocas posibilidades de poder”.

La autoeficacia se apoya en cuatro pilares sobre los que podemos actuar y trabajar, para pasar de una autoeficacia negativa a una positiva.

Trampa o trampolín

Como reflexión general, aprecio nuevamente la importancia que tiene el “no juicio” y el “egoless” del coach que, como siempre, entorpecen o allanan el camino del cliente de coaching. En este caso, veo claramente cómo nuestro juicio (¡creer yo como coach que el reto es inalcanzable!) nos incapacitaría para poder acompañar a un cliente en este camino.

Conocer la distinción de autoeficacia, que aprendí en EEC Alumni de la mano de Luis Mirófortalece mi creencia de que “cualquiera puede llegar a conseguir lo que se proponga”. Es una creencia poderosa para mí y para cualquiera que quiera alcanzar un reto.

Preguntas para reflexionar sobre la autoeficacia

  • Si de niños creemos que somos capaces de cualquier cosa, ¿qué nos hace perder esa creencia? Como madre, ¿qué puedo hacer para reafirmar esa fe en mis hijos?, ¿qué me/les digo que reduce y no amplía el espacio de actuación?
  • Como profesional, ¿qué conversaciones interiores mantengo de forma cotidiana que me generan una autoeficacia negativa? ¿qué juicios puedo cambiar para mejorar mi autoeficacia?
  • Cuando quiero hacer un cambio en mi vida, ¿para qué escucho los feedback que no están alineados con mi objetivo?, ¿y si escuchara más que sí lo están?. ¿Para qué me fijo en personas que no consiguieron su objetivo?, ¿y si reparara en las que sí lo hicieron?. ¿Para qué recuerdo ocasiones en que no conseguí mis retos?, ¿y si recordara en las que sí los alcancé?
  • Cuando actúo desde una emocionalidad que me impide avanzar, ¿qué puedo hacer para cambiar esa emocionalidad?, ¿cuánto de esa emocionalidad debe moverme a hacer otras cosas y cuánto a seguir haciendo las que estoy haciendo trabajando el cambio de emociones?

 

 

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.