El aforismo que nos llega desde la Antigua Grecia, conócete a ti mismo, logra el autoconocimiento, sigue siendo hoy en día un consejo de plena vigencia.

En esta sencilla frase se condensa el gran desafío de nuestro recorrido vital: alcanzar la plena consciencia del motor de nuestros actos.

Suelen decir que lo sencillo no es fácil.

Comprender el mecanismo de nuestros pensamientos, decisiones y conductas es el primer paso del cambio, de un cambio en el que me convierto en protagonista para lograr orientarlo.

Nuestras experiencias marcan nuestra forma de ser; conforman mi “ser y mi siendo”, se convierten en los andamios sobre los que me construyo y se vuelven tan transparentes que empañan mi mirada.

Disfrutémoslo sin olvidar las palabras del poeta Cavafis.

Responsable de Escuela Europea de Coaching en Bilbao, Executive coach PCC por ICF y Licenciada en Psicología.