Por Manuela Rama, departamento académico EEC Cataluña.

“Pido a Dios que me dé el valor para cambiar lo que puede cambiarse; fuerzas para aceptar lo que no puede cambiarse; y sabiduría para distinguir lo uno de lo otro”

Marco Aurelio

Mi propósito con este post es compartir algunas reflexiones sobre el impacto que tiene la ACEPTACIÓN en la vida.

Cuando leí por primera vez esta frase de Marco Aurelio, se convirtió en uno de mis mantras preferidos. Me ayudó a comprender, que en la vida ocurren cosas, se presentan experiencias y situaciones de las que no podemos escapar.

Mi primera forma de entender la aceptación.  Por aquel entonces aceptar para mí significaba: estar de acuerdo con:

  • lo que ocurría y no me gustaba
  • con los valores que no encajaban con los míos
  • con problemas

Ese significado generaba malestar interior, sufrimiento. Me preguntaba una y otra vez: ¿cómo aceptar algo que no gusta, ya sea de uno mismo,  de otras personas…? ¿Y la enfermedad de ese ser que tanto adoras?… Y así una y otra vez sin encontrar respuestas que dieran aliento a mi mundo interior.

SIGNIFICADO LINGÜÍSTICO. ACEPTACIÓN es del verbo ACEPTAR, cuyo significado lingüístico es recibir voluntariamente algo que se le ofrece o propone a una persona, por ejemplo, aceptar un regalo, aceptar una herencia, también es permitir que alguien entre en un lugar o forme parte de una comunidad, una asociación o un grupo. “No me han aceptado en el club por ser menor de edad”.

Entender su significado desde una visión lingüística y racional parece ser algo sencillo. Desde mi punto de vista, la dificultad aflora cuando la vida te ofrece regalos en forma de enfermedades, fallecimientos de seres queridos, desempleos, situaciones económicas complejas, accidentes graves con consecuencias irreversibles, relaciones tensas con compañeros, jefes, parejas, divorcios… cada uno de ellos envueltos con lazos de sufrimiento y dolor.

regalo aceptación EEC

Frente a ese “regalo” que llama a la puerta de nuestra vida, es muy probable que la primera reacción sea no aceptarlo. Y declarar: no quiero este regalo. Sin embargo, esa declaración y esa elección carecen de fuerza suficiente para conseguir que desaparezca por sí mismo. Hay elecciones que las toma la energía de la vida y contra ellas no cabe la posibilidad de no dejar que entren a formar parte de nuestro camino de vida. Y es ahí, frente a esas situaciones dónde tiene sentido encontrar un significado que abra más posibilidades al concepto de la  ACEPTACIÓN

Mi nueva forma de entender el significado de aceptar:

  • Aceptar significa acoger la vida, tal y como se presenta
  • Vivir en el momento presente, en el aquí y ahora, sin ponerle etiquetas ni juicios mentales
  • Es comprender que como ser libre tienes la libertad de elegir cómo vivir ese momento, esa situación
  • Es soltar la pregunta del ¿por qué se presenta?, y el ¿para qué? 
  • Es una actitud que surge del corazón y conecta directamente con la energía del AMOR INCONDICIONAL

TODO LO QUE RESISTES PERSISTE Y LO QUE ACEPTAS SE TRANSFORMA

Coste de No aceptar vs. Beneficio de aceptar 

Resignación – Trascender las circunstancias y crecer
Amargura – Compasión
Rabia – Serenidad
Ira – Libertad
Resentimiento – Armonía
Sufrimiento – Paz interior
MIEDO – AMOR
INFELICIDAD – FELICIDAD

La no aceptación genera resistencia, tensión y mucho estrés emocional. Puede convertirse en vivir en la negación que nos llena de emociones que nos alejan de la felicidad, pudiendo convertirse en estados de ánimos tan limitantes como la desesperanza, la depresión, la desilusión…

La aceptación es una actitud frente a la vida, conectada a la sensación de libertad y a la energía del AMOR.

 

En Escuela Europea de Coaching acompañamos a personas y organizaciones a mejorar sus resultados, a través del coaching.