El reto al que se está enfrentando Julen Lopetegui, el nuevo entrenador de la selección absoluta de fútbol de España, no es solamente deportivo. Al aceptar ser elegido como nuevo seleccionador, ha asumido el compromiso de diseñar la transición entre el equipo que fue y el que será, todo un reto de gestión del cambio, para lo que se requieren altas dosis de liderazgo consciente, además de competencias técnicas a la altura del cargo.

Por Fernando Vargas, coach y director de proyectos en EEC.

Las competencias técnicas, aunque algunos se empeñen en ponerlas en duda, las doy por más que adquiridas, pues la Federación Española ha tomado la decisión valorándolas como un prerrequisito. Por eso, me centraré en las cinco claves del liderazgo que Lopetegui está demostrando en sus primeras acciones y decisiones tras asumir el cargo.

 

1.-Transición honrando el pasado

En cualquier situación de cambio es necesario gestionar adecuadamente la fase del duelo, que es aquella que transcurre desde que se pierde el status quo anterior y se acepta que el cambio ha sucedido, estando listo para diseñar el nuevo futuro. Es decir, la transición de lo que fue a lo que será.

Julen ha gestionando de manera rápida y con signos claros esta fase, honrando el pasado y manifestando qué del pasado estará presente en el futuro: “Hay que recuperar la ilusión de este equipo” y “No vamos a rechazar nuestro estilo, pero vamos a trabajar para mejorar en todas las facetas”, ha declarado estas semanas.

Otro ejemplo claro es su viaje a Oporto para hablar con Iker Casillas y comunicarle en persona su decisión de no contar con él en este momento, porque “él es un icono del fútbol español” y se merecía ser el primero en enterarse. Este hecho muestra un interés genuino por las personas y una forma de cerrar conversaciones de pasado para empezar la nueva época mirando sólo al futuro.

Por otro lado, sus primeras declaraciones tras ser elegido fueron: “vamos a tratar de aprovechar todo lo bueno, pero mirando al presente y al futuro. En ningún caso venimos a hacer una revolución, sino más bien una evolución”.

 

2.- Toma de decisiones

El líder en toda organización tiene como responsabilidad principal marcar el norte y tomar decisiones en los momentos en los que éstas se esperan de él. Julen ha decidido no llevar a la primera convocatoria de la selección española a 11 jugadores del equipo que participó en la última Eurocopa y que cayó eliminado ante Italia en octavos (junio 2016). Toma las decisiones ejerciendo la autoridad de su cargo y evidenciando que es él el que tiene esa capacidad y en eso no negocia con los jugadores, ni con nadie. Queda claro desde el primer momento quién tiene la autoridad y el modo de ejercerla en ese aspecto. Se podrá estar más o menos de acuerdo con él, pero él decidirá y el criterio no estará basado en compromisos morales o personales sino en el  estado y rendimiento de los jugadores en ese momento en sus clubes.

 

3.- Reglas claras

Un equipo de alto rendimiento debe tener adoptados acuerdos previos que faciliten la toma de decisiones en los momentos de falta de consenso o de máximo conflicto. En la pasada Eurocopa de Francia, en el partido clave de la fase de grupos que nos permitía acceder a octavos por el lado sencillo del cuadro, bastando un empate, a 20 minutos del final de encuentro y con 1-1 en el marcador, España tiene un penalti a favor y varios jugadores se postulan en directo para asumir la responsabilidad de lanzarlo. No hay una regla que defina cómo se soluciona esa crisis y quién debe lanzarlo.

El seleccionador de ese momento se reafirma en su decisión de no tener acuerdo previo sobre cómo resolver esa crisis y deja a criterio de los jugadores y del estrés de la situación encontrar la fórmula. Resultado: Fábregas, Silva, Ramos e Iniesta tienen intención de lanzarlo. Pase lo que pase, la crisis ha tenido espacio en el equipo por falta de acuerdo previo.

 

Liderazgo del nuevo entrenador de la Selección

Liderazgo del nuevo entrenador de la Selección

Julen Lopetegui deja claro que saltarán al campo con una regla definida y una decisión previa adoptada al respecto. Como conclusión, no hay espacio para la crisis, penalty a favor de España en el primer partido ante Bélgica, todo el equipo mira a Silva, que toma el balón, pues era el elegido, y el balón acaba en el fondo de la red. Independientemente del resultado del lanzamiento, la crisis no ha existido y el resultado es de todos y del consenso previo adoptado.

 

4.- Conversaciones

Lopetegui manifiesta que la comunicación abierta y clara, en su estilo de liderazgo, será importante y cuando algo esté faltando, será una conversación. Por eso, elige hablar personalmente con jugadores como Iker Casillas o por eso declara abiertamente su confianza sobre jugadores como De Gea, a quien nombra como portero titular, terminando con rumores, tensiones y conversaciones de pasillo; o sobre Iniesta a quien declara “imprescindible”. Los jugadores comentan que Julen ha hablado con todos para ver qué tal están. Su interés genuino por sus jugadores es la base sobre la que construye un equipo ganador y comprometido.

 

5.- Confianza

Oyendo las declaraciones de los jugadores tras el debut ante Bélgica, la palabra que más se escucha es “confianza” como algo que han sentido del míster. La confianza es la base para no sentirse amenazado y poder conectar con emociones que construyen y desde las que asumir el compromiso de dar lo mejor de uno mismo a cambio de esa confianza. Parece ser que en poco tiempo, Lopetegui se ha ganado también la confianza de quienes miramos más allá de los resultados, poniendo foco también en el proceso y el modo de actuar.

Seguro que en los próximos meses iremos descubriendo más claves del modelo de liderazgo y gestión del cambio de Julen y también, irán llegando los resultados, que en este mundo resultadista, suelen ser por lo que se mide a las personas. Coaching ejecutivo deportivo: de momento, mi máximo respeto y admiración por el estilo del nuevo seleccionador.

Fernando es Director de proyectos de Escuela Europea de Coaching. Es executive por la EEC y Licenciado en Psicología y Psicomotricista.