Cuando me incorporé a la EEC como coach, me pidieron que contestara a la siguiente pregunta: ¿Por qué te dedicas al coaching? Esta fue mi respuesta: “Porque me hace bien. Porque disfruto profundamente y siento que me expando cada vez que asisto al nacimiento de nuevas dimensiones, nuevas posibilidades, y nuevas realidades desde el interior hasta el exterior de los coachees y de mi misma.”

Por María Ancochea, co directora académica de la EEC

No voy a recoger aquí los muchos beneficios para el cliente de un proceso de coaching (que afortunadamente cada vez más gente conoce). Una búsqueda en google nos ofrece un sin fin de entradas al respecto. Quiero hablar en cambio acerca de lo que en esta etapa de mi vida está siendo crucial para mi: descubrir los muchíiiiisimos beneficios que tiene para mí ejercer como coach.

Los 12 beneficios del coaching para el coach

1. Cada vez que alcanzo a escuchar con inocencia (escuchar sin poner de mí, sin que lo mío dañe, contamine, lo que recibo) lo que dice y lo que no dice el coachee, sus preocupaciones, sus anhelos, sus disparidades, sus sentires, sus sueños, me embarga un profundo sentimiento de gratitud y la sensación de estar entrando en un territorio mágico

2. Cada vez que genero contexto con el coachee disfruto del privilegio de sentirme interiormente conectada con otro ser humano, y es esa conexión precisamente la que a mí me humaniza

3. Cada vez que el coachee expone su vulnerabilidad en una sesión de coaching, me regala el instante preciso para reconocerme en su herida y para desarrollar mi compasión

4. Cada vez que acompaño al coachee a percibir y definir con claridad lo que realmente quiere, me entreno para no perderme a mí misma en lo que no quiero para mí.

5. Cada vez que facilito que el coachee descubra lo que de verdad es relevante en su vida, lo que quiere conservar, tomo consciencia de lo que es importante en la mía y me motiva a cuidarlo

6. Cada vez que elijo confiar 100% en el cochee y en su proceso, crece exponencialmente mi confianza en mí misma y en la vida

7. Cada vez que pido permiso con respeto al coachee para regalarle mi feedback, entreno mi humildad, y me sitúo en el lugar de servicio en el que quiero estar.

8. Cada vez que yo renuevo mi capacidad de aprender de mis errores, gracias a que el coachee elige aprender de los suyos.

9. Cada vez que el coachee se compromete con su visión, la mía late con más intensidad en mi corazón y me recuerda que está viva.

10. Cada vez que el coachee me permite acompañarle a desafiar sus presunciones y a barajar diferentes escenarios y posibilidades, amplío mi propia mirada sobre lo que es la vida.

11. Cada vez que en la sesión el coachee contempla lo que antes le resultaba invisible, cada vez que emergen nuevas ideas, nuevas acciones, y el coachee toma las riendas de su vida, quedo interpelada nuevamente a no soltar las riendas de la mía.

12. Y aún siendo todos los anteriores auténticos beneficios para mí, el gran privilegio en mi experiencia como coach es descubrir que, en el fondo, las respuestas a todas, absolutamente todas las preguntas que regalo para que se haga mi coachee, en verdad apuntan a una única realidad: el amor es siempre la respuesta a todas nuestras peripecias vitales.

Y el desamor lo que nos mueve a cambiar y a crecer.

El amor por nuestros seres queridos, el amor a nuestros proyectos, el amor a nuestras visiones, el amor por nuestra situación vital, el amor por nuestros colegas, el amor por lo que hacemos, el amor por nosotros mismos.
Y además es precisamente el amor el que nos hace hábiles en esto que en la EEC llamamos distinciones y que amplían nuestro rango de actuación.
Porque concuerdo con Ortega y Gasset que el amor, a quien algunos pintan ciego, es en realidad vidente y perspicaz, porque solo el amante ve cosas que el indiferente no ve. Y a más visión, más acción, y más transformación.

Estoy segura de que quienes elegimos esta profesión como una auténtica vocación tenemos muy presentes las muchas oportunidades que nos ofrece. Te invito a que compartas las tuyas. Ya sabes mi respuestas, me encantaría conocer las tuyas. Y para tí ¿Cuáles son los beneficios del coaching como coach?.

María Ancochea es coach PCC por ICF y Directora Académica de EEC en Madrid.

Experta en Técnicas de Relajación y Visualización Creativa Silva Mind Control, ha participado en la creación de varios programas de EEC y como formadora principalmente en el Programa de Consciencia Emocional Conem by EEC.